Relatos BDSM Relatos BDSM

Foro vinculado a la web www.relatosds.com
login.php profile.php?mode=register faq.php memberlist.php search.php index.php


Aviso:
Recuerda visitar www.relatosds.com

Foros de discusión » Miscelánea » La venganza de Bryan [Parte 2]
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
 La venganza de Bryan [Parte 2]
MensajePublicado: Lun Feb 02, 2009 8:02 pm Responder citando
Arkantos
Admin Despótico

Registrado: 21 Nov 2008
Mensajes: 107
Ubicación: Agazapado en la oscuridad, tras mi próxima víctima.
Reputación: 31.3Reputación: 31.3Reputación: 31.3
votos: 1
Sexo:Este usuario es un Hombre




- ¿Qué ibas a decirme, pequeño...? - Dijo sonriente, levantándose y caminando de forma lenta y elegante hasta quedar tras él, recorriendo el pecho del joven con sus delicadas manos hasta que finalmente llegó a su entrepierna, sin darle tiempo de reaccionar aferró su miembro con fuerza, para comprobar su estado. No es necesario matizar que su excitación era más que patente - Me encanta... - Le susurró al oído. - Tal vez te despida de ese puesto... Para otorgarte otro... Pero eso depende de como te portes... - Rió por lo bajo, ella dejó caer su minúscula chaqueta, la dorada plaquita al chocar contra el inmaculado suelo de mármol fue quién advirtió de ello.

Bryan cerró los ojos, sintiendo esa exquisitez destilada en cada uno de los suspiros que exhalaba su superiora. ¿Se estaría tocando...? Ahora mismo libraba una lucha interna, él pretendía joderla, dejarle claro que nadie le mangoneaba... Aunque si primero podía sacarle partido... Tal vez fuese cosa de seguirle el juego. - Y dígame... ¿Qué debería de hacer para ganarme dicho puesto, señorita Valerie...? - Inquirió en un tono de voz bastante lento y pausado, tratando como buenamente podía de mantener la compostura, pues ya sentía como Valerie había desabrochado sus pantalones, introduciendo la mano bajo la ropa interior para sacarle el miembro y comenzar a mover la mano de arriba hacia abajo.

- Tienes madera, chico... Tienes más madera que Ikea. Lo esencial para este puesto es tener... "Predisposición..." - Remarcó con fuerza esa última palabra, sacando la punta de la lengua y trazando sobre su cuello una húmeda senda de saliba la cual fue a morir tras su oreja para una vez allí enseñar los dientes, mordiendo el lóbulo de su subordinado y tirando de el, juguetona. Y creo que eso es algo lo cual ahora mismo no te falta... Aunque no es esa la única aptitud la cual busco y persigo, claro está... - En ese momento Bryan sintió cómo se echaba sobre él, como los pechos de Valerie dibujaban su forma sobre la espalda del excitado joven, el cuál nuevamente mantenía la cabeza gacha, sólo la alzó, buscando algún tipo de respuesta cuando sintió cómo algo aprisionaba sus muñecas.

- ¿Pero qué coño...?

- Shhh... Tranquilízate, guapito... - Dijo volviendo a depositar la cinta adhesiva sobre la mesa, sonriente. - Si realmente veo que puedes ser útil para este puesto... Tal vez te dé posibilidad de... "Expresarte..." Antes de nada quiero ver hasta como de alto puedes "apuntar", ya sabes, hay que ser ambicioso...

Bryan flipaba. Así de simple. - "Ya lo único que le queda es vestirse de cuero y azotarme." - Pensó para sí, observando cómo ella volvía a tomar asiento en su amplio y por supuesto comodísimo sillón, colocando ambas piernas flexionadas, descansando sus rojos zapatos de charol sobre el filo de la mesa.

- Bryan, querido... Quiero presentarte a París, un buen amigo mío... - En ese momento fue cuándo sacó del maletín su vibrador, dedicándole al pobre Bryan una sensual mirada para posteriormente abrir su camiseta ligeramente, habiendo desabrochado algún que otro botón, pasando el instrumento entre sus pechos, encorvándose al hacerlo, siguiendo rozándose con el... Lo pasó por su ingle antes de adentrarlo ligeramente en su vagina, alzando la mirada... Esta mordiendose el labio inferior, ese carnoso labio que tanto anhelaba morder el becario...

- "Esto ya ha llegado demasiado lejos..." - Pensaba Bryan mientras trataba de librarse de la cinta adhesiva con la cuál había sido sujeto a la silla. Miró de forma fugaz hacia la derecha, todos los empleados de esa planta estaban pegados -metaforicamente aunque algunos casi de forma literal.- a las translúcidas mamparas que dejaban ver con claridad esa sugerente posición adoptada por su jefa. La excitación lo poseía... Sinceramente en otra situación hubiese temido rasgar su ropa, por suerte ya con anterioridad este obstáculo fue salvado, Valeria sonrió una vez vió elevarse su miembro y asomarse incluso tras la mesa, era increíble lo que había conseguido, ni él mismo pensó nunca que podría llegar a excitarse y empalmarse de semejante manera... En cierto modo, y muy a su pesar, la situación le gustaba... Aunque podía ser mejorable, y no iba a ser marioneta de una zorra consentida. Para aquel entonces ya había introducido a París casi por completo en su interior, lo sacaba de forma regular, lo dejaba vibrando con violencia sobre su clítoris, haciéndola estremecer, llevaba entre tanto la mano libre, abría sus labios... Dejando ver ese rosado paraíso repleto de ese rocío tan preciado para algunos... Introducía sus dedos anular y corazón para posteriormente lamerlos emulando que lamía otra cosa... Y el pobre hasta la fecha subordinado, no podía más que asistir impotente... O eso le hacía creer...

Ya practicamente se había deshecho de toda esa ingente cantidad de cinta adhesiva, la verdad es que no le fue del todo difícil. Estaba deseando darle una lección a esa perra con collar de diamantes y aires de grandeza... Ella volvió a mirar hacia sus empleados, sonriente... Le ponía que se la imaginasen así, más aún viendo a Bryan "Sin nada que hacer"... Valerie cerró los ojos, introduciendo a París en su interior completamente, emitiendo un sonoro gemido el cual traspasó su despacho, llegando con claridad a todos sus empleados. Tenía los ojos cerrados y no hacía más que gemir como una loca, descontrolada, aferrando con la otra mano su pecho, con fuerza, pellizcándose el pezón.

"Crack"

Un sonido un tanto extraño se oyó, pero poca importancia le dió, siguió a lo suyo, con párpados caídos, al borde del orgasmo, cuándo de pronto sintió una presencia tras ella, una mano aferró su muñeca, retirándola de golpe, oyéndose un posterior metálico ruído al caer París al suelo. - Sólo hay algo que joda más que el que te dejen a medias... - Susurró Bryan al oído de su jefa. - Que te dejen a punto... - Dejó oír una ruín carcajada, acompañada de una sonrisa que destilaba mezquindad; ahora, era su turno...

_________________
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Visitar sitio web del autor MSN Messenger
La venganza de Bryan [Parte 2]
Foros de discusión » Miscelánea

Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 1 Hora  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  



Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
Designed for Trushkin.net | Themes Database

Crear foro | foros de Literatura & Poesía | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps hosting ssd en Desafiohosting.com 
Contador propio(En este lugar se mostrara), para editarlo entre en el panel de administración sección de contador propio e introduzca el código